Aceite de oliva virgen extra

El aceite de oliva virgen extra es aceite de máxima calidad. Es el que se obtiene directamente de aceitunas en buen estado, únicamente por procesos mecánicos, con gusto y olor “inmejorable” y libre de defectos. No puede sobrepasar un grado de acidez de 0.8 y la puntuación organoléptica dada por un Panel de Cata calificado debe ser inferior o igual a 6.5.

Cuando una diete contiene una buena cantidad de aceite de oliva, las células son más resistentes a la oxidación, no se degradan tanto y el envejecimiento es más lento.

Es rico en vitamina A, D, E y K.
Favorece la absorción de minerales como el calcio, fósforo, magnesio y zinc.
Es eficaz en el proceso digestivo, evitando la acidez gástrica y facilitando el tránsito intestinal.
Ayuda a controlar el nivel de glucosa en sangre.
Ayuda a curar y prevenir enfermedades degenerativas y actúa contra el envejecimiento.
Disminuye el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares aumentando el HDK (colesterol bueno).
Tiene efectos protectores y tónicos en la piel.

Aceitero